THE BULL HOUSE
  Historia
 
HISTORIA AMERICAN PITBULL TERRIER




HISTORIA DEL AMERICAN PIT BULL TERRIER
 

Los primeros animales domesticados por el hombre, no estaban divididos claramente en razas diferentes como sucede actualmente. En vez de eso había grupos de canes basados en el trabajo que realizaban. Con el tiempo, los rasgos mas apreciados de cada perro individual se conservaron y refinaron por medio de la cría selectiva. Pasaron muchos años antes de que empezaran a aparecer las categorías más distintivas de perros, y aun entonces, los perros se clasificaban primariamente de acuerdo con su función.

Los  tres primeros grupos de perros relacionados incluían los de tamaño grande, tipo mastiff de pelo corto, los guardianes de ganado de tamaño grande con pelaje largo, y los de tamaño mediano, capa corta, que fueron criados para luchar con toros y osos.

Estos perros fueron muy populares debido a su destacada capacidad para azuzar toros y osos. Antes de la British Humane act. De 1835, los deportes de sangre eran legales y despertaban gran interés  entre las diversas clases sociales, tanto en la trabajadora como en la nobleza.

Aunque azuzar toros y osos era un deporte muy popular, se prestaba poco interés en las peleas de perros.

Sin embargo, después de la citada ley de 1835, se popularizaron mucho más las peleas de perros, ya que requerían un espacio mínimo y se podían celebrar un lugar escondido.

Esto llevo también a realizar esfuerzos para criar luchadores más rápidos y fieros, introduciendo cepas de terrier en las castas. Los resultados de estos cruces se conocieron comúnmente como Bull and terriers.

Al mismo tiempo, también se popularizaron los deportes de sangre en Norteamérica, y tal fin importaron regularmente  perros británicos.
Los programas de cría americanos siguieron pautas parecidas a los británicos, pero al tratarse de una extensión mucho mayor, con una economía primariamente agrícola, los perros demostraron su eficacia en otras actividades.

En primer lugar destacaron en funciones tales como guardianes de las residencias, y también protegiendo los rebaños y controlando a los predadores.

Esto condujo a una cría encaminada a conseguir mayor tamaño y peso.

Aunque el colono pionero solía preocuparse menos por el linaje de sus perros, el que destinaba sus perros a luchar mantuvo registros muy detallados de la progenie. A partir de estos pedigríes la raza fue registrada y admitida como tal por diversos clubs caninos.

A finales del siglo XIX,  Mr. C. Z. Bennett solicito al American Kennel Club (AKC) los privilegios de registro para sus perros. Frustrado por los continuos rechazos a tener acceso a su libro genealógico, Mr Bennett fundo el United Kennel Club (UKC)  en 1898, con el exclusivo propósito de registrar los que eventualmente serian conocidos como American Pit Bull Terriers. La raza a sido conocida por muchos nombres a lo largo su historia, entre ellos Pit Bulldog, American Bull terrier y yankee terrier.

En 1909, se constituyo la American dog Breeders (ABDA) y también la acepto al American pitbull terrier en su registro. Finalmente, en 1936, el American Kennel club (AKC) acepto la raza como Staffordshire Terrier.

Posteriormente se reviso el nombre, que paso a ser American Staffordshire terrier a partir de 1972. Este este cambio fue necesario para diferenciar la raza americana del

Staffordshire Bull terrier (bien conocido en Inglaterra).

Hoy en dia el American Staffordshire terrier y el American Pit Bull Terrier se considera razas muy distintas y separadas aunque eran la misma raza en 1936.    

 



Bibliografia
sacada del Manual practico del Pit Bull Terrier de J.D Pierce de origen hispano Europea con edicion en el año 1995.










HISTORIA DEL BULLTERRIER



El Bull Terrier esta basado en perros de presa y pelea, deportes (si se le puede llamar así), que fueron eliminados de Inglaterra durante el siglo XIX.

Los orígenes del Bull Terrier pueden relacionarse sin duda alguna con James Hinks, quien, después de varios años de experiencia presento a la raza en la década de 1850. Hinks paso varios años cruzando al ya extinto English White Terrier con perros bull y terrier, en un intento de crear un perro que no solo estuviera capacitado para la pelea, sino que tuviera un aspecto hermoso. Al cabo de un tiempo y posiblemente mediante el cruce con el Perdiguero de Burgos  (Pointer Español), se obtuvo un luchador hermoso e imponente. El espíritu luchador hasta la muerte del Bull Terrier, lo convirtió en todo un campeón de las pistas de lucha venciendo hasta perros superiores en tamaño.

El Bull Terrier también era bueno cazando ratas, otro deporte muy popular en Inglaterra. El Bull Terrier era el que tenia el mejor record en tan singular deporte.

Aunque Hinks estaba muy orgulloso del éxito de su creación para la lucha, estaba mas interesado en los eventos de belleza que estaban comenzando a rivalizar con las peleas de perros. Hacia el año 1860 los jueces empezaron a demostrar cierta debilidad con el Bull Terrier completamente blanco. Hinks empezó a aparear machos y hembras blancas e introduciendo posiblemente, genética Dálmata. Hinks  consiguió Bull Terriers blancos, hoy en día hay de dos clases: blancos y de color.

Esta raza, que es valiente, fuerte, leal y amistosa se les conoció con el nombre de Caballero Blanco.

Los éxitos en los certamen caninos fueron una bendición, ya que la raza fue siendo mas conocida como perro de compañía que de pelea lo que dio como resultado el Bull Terrier actual un animal pacífico y un buen perro de compañía.

En la actualidad la raza bull terrier es un perro que tanto por su temperamento, como por personas que sin escrúpulos que aun siguen haciéndoles luchar, o bien no los educaron correctamente, se están considerando como perros peligrosos. Pero nosotros podemos decir que es un perro que educándolo correctamente y ofreciendole cariño, se puede conseguir un perro manso, jugueton, sociable, guardian del hogar y un gran animal de compañia.

El actual Bull Terrier no tiene nada que ver con el primer Bull Terrier del siglo XIX.






  HISTORIA DEL BULLDOG INGLES

Esta raza fue inicialmente usada para apuestas en peleas de perros, durante el siglo XVII (en 1835 esta práctica fue prohibida en Inglaterra).

Su origen está en el «antiguo perro griego», kelb thal gliet, o perro de toros maltés: una raza importada a Inglaterra, que cruzada con antiguos mastines dio origen al antiguo bulldog inglés.

El bulldog de antaño era más ligero y similar al Boxer que al rechoncho bulldog actual; era un animal puramente deportivo. Fue usado en la creación de otras razas como: Bullmastiff, Boxer, Bull Terrier, y algunos sabuesos como el Beagle de tipo antiguo. Como perro de pelea era un animal que solo aceptaba el desafío de animales mayores tales como osos, toros e incluso leones.

El origen del nombre se debe al hecho de ser un perro de carniceros, es decir, su función era hacer correr a los toros, por creerse que así su carne era más suave. Aunque es probable que sea una deformación del nombre Band dog o «perro aguerrido».

Hay que tener en cuenta que los bulldogs antiguos no tienen que ver nada con el actual, sólo fueron modificados con cruces con otras razas como el Pug o Carlino; raza de la cual el bulldog heredó su achatado hocico así como su regordeta musculatura.

Los bulldogs antiguos eran perros de aspecto variado, a veces perros de hocico alargado y de todos los colores. Ha de tenerse en cuenta que el antiguo bulldog era un animal de trabajo en el cual se le daba mucha importancia al carácter.

El bulldog inglés actual es un animal orientado a la competición en exposiciones de belleza. Es inteligente, limpio y muy manso; es un excelente animal de compañía.




 

HISTORIA DEL PUG




 
El Pug o Carlino fue introducido en Europa, procedente de China, en una época en la que los artículos exóticos eran muy solicitados. Este es uno de los motivos por los que permaneció durante siglos en las cortes europeas, donde las damas llegaron incluso a esconderlos entre sus suntuosos ropajes para sorprender a sus pretendientes.


El Pug ha pasado épocas de esplendor y de olvido, hasta el punto de que cuando la reina Victoria de Inglaterra quiso completar su colección con esta raza tuvo serios problemas para localizar una pareja.

Su nombre chino era Paï, pero el ideograma que lo definía significaba príncipe, quizá porque en aquel remoto país era considerado como tal. Su semejanza con las estatuas que representan dragones protectores del hogar y con el Pekinés no ha dejado de sorprender nunca. En Occidente su nombre varía según el país, por ejemplo, en Francia y España es conocido como Carlino gracias a un actor muy famoso llamado Carlo Bertiniazzi que para representar a uno de sus personajes más aplaudidos utilizaba una máscara que lo asemejaba con estos perros. En Alemania y Holanda son conocido como Mops, una palabra procedente de un verbo que significa aparentemente enfadado. Se lo llama Pug, puño, en clara alusión al aspecto de su cabeza.

Uno de sus momentos de máximo esplendor lo tuvo en Francia, en la corte de Luis XV, sin embargo al estallar la revolución esa cercanía con la aristocracia hizo que desapareciera por completo hasta el establecimiento de la corte de Napoleón Bonaparte. Su resurgimiento contemporáneo se debe a los anglosajones, así como la variedad de color negro, el primer Carlino de este color nació en 1866 en Inglaterra.

Los cambios físicos que ha sufrido esta raza desde sus orígenes hasta la actualidad son el acortamiento del hocico y la adquisición de masa corporal, hasta el punto de que este tema queda muy especificado en el estándar aprobado en última versión en 1987.



 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=